martes, 12 de agosto de 2008

LA ROCKOLA: Depresión "AÉREA"

La Rockola

Comúnmente se dice que los nacidos a orillas del mar llevan en la sangre predilección por ritmos tropicales, sin embargo, estos músicos originarios del Puerto Bravo son excepción a la regla.

Formados a finales del ’93 con una influencia grunge que va desde Nirvana hasta Pearl Jam, el trío mollendino AERO escuchaba esta música de manera “caleta” gracias al alcance de radios chilenas que se colaban por esos años en la FM de la costa arequipeña.

Luego del auspicioso “Diez” (2004) su primera placa discográfica, los músicos se tomaron su tiempo y presentan ahora su nuevo CD denominado “Depr3sónica” (Mollendo 2007) que de primera impresión nos muestra una evolución grata, aunque aún en búsqueda de un sonido propio. AERO son Christian Rojas (bajo y voz), Raúl Begazo (guitarra, coros) y Fernando Berlanga (batería).

En un momento dado y por motivos laborales el trío se separa. Así que mientras Begazo radicaba en Chimbote, Berlanga en Arequipa y Rojas en Mollendo, se pusieron en contacto vía Internet e intercambiaron bases rítmicas, maquetas y letras. El resultado fue un disco producido de manera virtual que recayó en los estudios “El Interruptor” de Jimmy Revilla, donde se realizó la grabación y masterización final. El esfuerzo lo detallamos a continuación:

“Animal” es la guitarrera de apertura que ligeramente nos recuerda a The Edge en “Vértigo”, además de unos sintetizados claves. La voz grave de Rojas, delinea el hilo conductor de los temas agresivos, como “Tristeza Cero”, que sigue la misma ruta. “Gélida” es una misma canción pero con dos versiones. No entendemos bien por qué se incluye primero la muestra femenina, que parece forzada por la inclinación dark de Begazo. La segunda adaptación a nuestro modesto entender —y con la voz de Rojas— rescata mejor el espíritu que creemos quisieron darle al tema.

“Sol” posee sutiles pinceladas grunge, motivadas de seguro por Alice in Chains o Green Day que los AERO escuchaban de más jóvenes. La introducción de la guitarra y su presencia en toda la canción vaya que sí es notoria, pero cobra mayor vigencia en la antesala de los coros que claman el estribillo “...déjame mirar el sol por última vez”, en medio de unos gritos escalofriantes. La mejor del disco.

“Depr3sónica“ y ”Floreciendo” son definidas por el propio Begazo como una reacción a la música comercial “está desapareciendo el sonido y la inspiración real del músico under por la masificación”, refiere el guitarrista, que al mismo tiempo se queja del casi nulo apoyo de los medios de comunicación que al parecer se conforman con lo más sencillo y fácil de escuchar. Lo lamentable de ello es que tiene toda la razón.

“Cicatriz” es la típica balada de voz quejumbrosa y guitarreo acústico. Para nosotros la base rítmica del final es la mejor parte y pudo explotarse mejor. Despide “Electrozónica”, instrumental que suponemos incluye Revilla como músico invitado, que si bien se muestra agazapado en las anteriores canciones, aquí se exterioriza del todo para mostrarnos su pericia con los sintetizadores y la computadora. Para quienes deseen ubicarlos y escuchar su sonido escribir a:
aerosol@rock.com