martes, 19 de agosto de 2008

LA ROCKOLA: "RAFLERYS" héroes pop


La Rockola

No será la primera banda que expresa abiertamente sus sentimientos, pero sí la que los materializa de manera tan detallista y sobre todo extensa. Por eso al escuchar esta producción no puedo dejar de saludar el nuevo esfuerzo por incrementar nuestra alicaída producción discográfica local y que de paso aporta su cuota rock-pop-balada a nuestra escena.


RAFLERYS, es el nombre del grupo integrado por Eduardo Yarleque (voz, guitarra, teclados), Ronald Fuentes (voz, guitarra acústica), Paúl Pinto (betería), Alonso “Bart” Málaga (bajo), Rafael Astete (guitarra) y Luis Yarleque (teclados), que han registrado la placa INEXPUGNABLES HÉROES (Independiente 2007), grabada y masterizada en los estudios “El Techo” de la capital.

El combo de quince canciones y ¡sesenta y tres minutos de duración! es en líneas generales un recorrido pop que por momentos peca de excesivo protagonismo instrumental que relega las voces a un segundo plano. Hecho éste justificado, tal vez, por la falta de definición en los registros vocales de Yarleque y Fuentes, aunque “Otra luz en la calle” y “Revolver de amor” inician inmejorablemente el disco.

Otras piezas destacadas son “Inexpugnables Héroes” con su apertura sinfónica y progreso rock and roll directo y libre, “Discman” en donde las guitarras hacen un contrapunteo alevoso de grato resultado y aceptable performance, o “Más velocidad” que se presenta como una de las más aguerridas. Sin embargo, algunas similitudes a grupos nacionales y argentinos de los ochentas, nos alertan de lo serán los siguientes temas.

Pero el disco presenta otro lado, uno sentimental y opaco que para mi gusto resulta demasiado meloso y ciertamente prescindible. Ahí tenemos a “Cuando se quiere decir adiós”, “Nuevas formas”,”Quien va a quien”, “Versos de amor” o “Tu fuego de amor” que por ratos parecen calcos y por instantes destilan apatía a borbotones.

En resumen la banda se presenta como un híbrido en busca de apremiantes definiciones, pero que poseen a su favor una vena rock and roll que espero sepan explotar con mayor argumento en una segunda entrega. Sinceramente creo que ese debería ser su futuro inmediato si piensan anclar en algún estilo musical.

Una prueba de nuestros argumentos es la canción “Quiero sentirme bien” que por mala decisión se encuentra casi al final del extenso track list, siendo por el contrario una de las piezas más sólidas del disco, no solamente por el manejo adecuado de la base instrumental, el juego vocal sobrio y los coros oportunos, sino además por los cambios de ritmos que diferencian claramente los tiempos. Dicho en concreto, la senda que debieron seguir los demás temas.

Para los interesados el material se vende en la librería universitaria del complejo cultural Chaves de la Rosa de la calle San Agustín, al frente del Paraninfo Arequipa. Eso sí, la decisión de compra es de ustedes.